La iluminación LED

//La iluminación LED
La iluminación LED

Cuando iluminamos una estancia y apostamos por las bombillas led estamos a favor del medio ambiente, a lo mejor sin saberlo pero contribuyendo a ahorrar y a contaminar muchísimo menos.

Algunas de las ventajas de la tecnología led son las siguientes: para poder ser distribuidas y vendidas deben cumplir la normativa CE y ROHS, que reducen las sustancias peligrosas, no contienen ni mercurio ni plomo. Al ser más eficientes emiten menos CO₂ para conseguir la misma iluminación. No generan tanto calor como las bombillas tradicionales, así que se ahorra en climatización. La contaminación lumínica parece que pasa desapercibida, pero cuando cambias a iluminación led, se nota. Tienen una larga duración que permiten el ahorro en materias primas para lámparas de sustitución. No tienen radiación infrarroja ni ultravioleta. A los 3 años de comenzar a utilizar iluminación led, se comienza a notar el ahorro, habiendo amortizado el precio que se pagó por ello. ¡Y se ahorra a la hora del encendido también! Con las lámparas tradicionales hay que esperar para que la bombilla alcance la temperatura adecuada o se encienda del todo.

A la hora de diseñar y decorar las luces led te permiten dejar volar tu imaginación y llegar dónde quieras, ya que existen de todos los tamaños y con casi cualquier forma o color. Además tienen una resistencia contra las muy bajas temperaturas y contra golpes y vibraciones. Son una apuesta muy segura cuando vamos a darle el toque final a la decoración de una estancia.

El principal inconveniente que vemos al usar la tecnología led son las altas temperaturas, porque a partir de los 65º la mayoría de los led se estropean (junto a la electrónica que lleva asociada), pero si donde resides las temperaturas no son demasiado elevadas y mantenemos las luces bien vigiladas… nosotros apostaríamos siempre por los led. ¡Tienen demasiadas ventajas como para pasarlos por alto!

2019-04-18T12:17:47+01:00